domingo, 23 de noviembre de 2008

Living in London: Historias de Londres.

Mi amigo Paco me invita a participar en este blog contando cosas de la ciudad en la que vivo desde hace 3 meses, Londres. Espero estar a la altura de las expectativas si bien no creo que sea una tarea difícil y no precisamente porque yo escriba cosas interesantes sino porque Londres es una ciudad que da para todo y, desde luego, para un blog. Inabarcable, única, original, vibrante, inclasificable e incomparable, Londres es una de las capitales del mundo y yo aún diría más, Londres es un planeta en sí mismo, el noveno o el décimo en el sistema solar en función de si también contamos a Plutón. A menudo se oye en esta ciudad una idea que bien refleja lo que hoy quiero expresar, Londres es una cosa e Inglaterra es otra distinta.

¿Con qué otra ciudad podemos comparar a Londres? Tiene algo de París pero es totalmente distinta a París, algo se asemeja a Madrid (la zona del West End bien podría ser como la Gran Vía madrileña o el Broadway de New York) pero no es lo mismo, ¿Nueva York?, ¿Roma? De todas tiene algo pero solo en Londres se te para en un paso de cebra un ferrari verde conducido por un indio al tiempo que un taxista de Sri Lanka o de Bangladesh te invita a conocer su país a poco que le hayas hablado en el trayecto para el que te subiste en ese taxi. Todos cabemos y todos sumamos en esta ciudad, pero tampoco hay que idealizarla, Londres es dura e ingrata y hay que adaptarse a ella. El mejor método para conocerla es, no podría ser otro, andarla y andarla, primero porque el transporte es muy caro y segundo porque es una ciudad muy bonita aunque desordenada y caótica, sin un planeamiento urbanístico al estilo del París del barón Haussmann o el Exaimple barcelonés.

Londres fue destruida absolutamente en 1666 por un gran incendio y también se vio seriamente afectada por los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial pero todas esas calamidades solo sirvieron para que Londres se reinventara una y otra vez estando siempre en la vanguardia del mundo.

Espero poder contaros cosas interesantes de la vida en Londres, voy a poner todo mi empeño en el objetivo y además soy ambicioso. Digo esto porque, para ello, me fijo como modelo el libro de mi admirado Enric González, Historias de Londres. Se trata de un libro de unas 180 páginas, que se lee en dos tardes y que cuenta anécdotas e historias muy interesantes de Londres. Estructurado en cuatro partes, el libro cuenta, por ejemplo, las clases de pub y de cervezas que hay, la historia de notting hill o de picadilly, los clubs de Saint James, historias de la city... etc. Historias de Londres es un libro absolutamente recomendable para quien quiera tratar de acercarse a este fenómeno de fenómenos que es Londres.

2 comentarios:

FAH dijo...

Gracias Pedro por aceptar la invitación a este blog. Estoy seguro que tus aportaciones serán muy valiosasa.

Fantástico el post. Creo que lo has descrito perfectamente. Tuve la suerte de vivir en Londres durante 7 meses. Londres es una gran capital, y dura también. El clima, las distancias, el nivel de vida, también dificultan estrechar vinculo. Porque para mí, gran parte de la percepción de una ciudad depende de las relaciones sociales que uno establezca.

Gracias por la recomendción del libro de Enric González. No lo conocía pero tiene muy buena pinta.

Para los que les guste el fútbol recomiendo otro libro de este autor: "Historias del Calcio" (cuando estuvo viviendo en Italia como enviado de El País para contar la Liga Italiana).

Un abrazo,

carlinhos braun dijo...

Yo aun diría más...
London, baby!, very groovy.. (A. Powers dixit). Qué gran ciudad! y no solo de tamaño.