jueves, 25 de diciembre de 2008

Bruselas, Ya es Navidad!... y nosotros sin Gobierno (oootra vez)

Pues en estas fechas, tan entrañables, y en que mis compañeros expats comentan las costumbres y maravillas navideñas de sus respectivas ciudades de acogida, sería lo propio que yo hiciera lo mismo con Bruselas.

Y lo cierto es que merece la pena comentar el precioso espectáculo de luces y sonido de la Grand Place o el mercado navideño http://www.plaisirsdhiver.be/ (uno de los más grandes de Europa), etc...

Pero creo que la actualidad invita a comentar la ausencia, oootra vez, de Gobierno en el país de Tintín y Milú.

Bélgica es un país muy complicado de entender, incluso para los propios belgas, y con el tiempo se ha ido convirtiendo en un país casi ingobernable por su propia estructura organizativa, y por las diferencias entre las dos comunidades principales: flamencos y valones (esto merece post aparte).


Ya tras las elecciones de Junio de 2007 el país estuvo 9 meses sin Gobierno (fundamentalmente por los desacuerdos entre flamencos y valones con respecto a la transferencia de competencias fiscales y sociales que reclama flandes y los derechos electorales y lingüísticos de los pueblos alrededor de Bruselas)

Ahora, tan solo 8 meses después de haber aceptado el cargo de Primer Ministro -con la tarea principal de reformar la Constitución y profundizar en la descentralización del estado- el liberal Yves Leterme presentó la dimisión junto a todo su Gobierno el pasado viernes.

El motivo de la dimisión es el que ya se conoce como "Fortisgate", el escándalo en torno a la precipitada venta por el Gobierno del principal grupo bancario y asegurador del país, el Fortis, y las presiones del Gobierno al Tribunal de Apelación de Bruselas para evitar que una demanda interpuesta por un grupo minoritario de accionistas pudiera paralizar dicha venta.



El caso tiene su origen en el mes de septiembre, cuando en plena tormenta financiera, los gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo intervinieron para nacionalizar parcialmente el grupo financiero Fortis (vigésima empresa del mundo en 2007 y una de los símbolos de Bélgica)

Apenas trascurrida una semana de la intervención en el Fortis, el Gobierno Belga vendía la mayoría de sus activos bancarios al banco Francés BNP Paribas. Esto provocó una multitud de reclamaciones y demandas judiciales; entre otras la de una asociación de accionistas minoritarios que reclamaban ser consultados antes de la venta del grupo.

Ante una inminente sentencia del Tribunal de Apelación de Bruselas que iba a dar la razón a los accionistas y por tanto pudiera paralizar la operación de venta de Fortis, miembros del Gobierno de Leterme trataron de influir en la fiscalía y el tribunal. Al parecer, entre otros contactos, el jefe de su Gabinete habló sobre este asunto con el marido de una de las juezas que debía decidir el caso.

Cuando dichos contactos (para unos) o intentos de presión (para otros) salieron a la luz denunciados por el presidente del Tribunal Supremo, el debil Gobierno de Leterme no pudo con la presión y se vió forzado a presentar su dimisión.

Así que ahora mismo no hay Gobierno, el presupuesto de 2009 está sin aprobar y la casa sin barrer...

Sin embargo, debido a la flema de los Belgas, este tipo de situaciones no les causa mucha desazón. Por lo que respecta a Bruselas y a la comunidad internacional aquí residente, menos preocupación aún. Es más, es probable que haya gente no sepa que no hay Gobierno; igual que ocurrió en 2007, mar calma y situación plácida.

2 comentarios:

FAH dijo...

Fantástico post Carlos! Eso que dices de "la flema de los belgas" hace que no haya mucha preocupación... ¿Cómo es la flema de los belgas en tres palabras?

salu2 y feliz navidad.

carlinhos braun dijo...

:), muchas gracias...

Pues la flema de los belgas es, en mi opinión, excesiva.

En 6 palabras, y siendo políticamente incorrecto: les falta sangre en las venas.

Abrazos y feliz navidad!