martes, 19 de mayo de 2009

Cómo conducen en la India

No tenemos de momento ningún expatriado en la India (aunque esperemos que sea pronto), pero para los que habéis estado allí, me mandan este video de cómo se conduce por aquel país. Para los que habéis pasado por aquellas tierras, ¿lo podéis confirmar? Sin dudas, un espectáculo. Merece la pena verlo:

8 comentarios:

Pedja dijo...

Yo estuve en Sri Lanka en Colombo y doy fe que es así, vi mi vida en imágenes unas cuantas veces cuando me subía en un coche o, mejor aún, en un TUC TUC los taxis típicos de la ndia o de Sri Lanka, buen vídeo PAco, un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Eso que se vé y mucho más. Si aprendes a cruzar una calle en India habrás hecho un curos de supervivencia. Os dejo un extracto de mi diario de viaje donde hablo de ello. Un poco largo, pero es cómo lo vi.

CARRETERAS INDIAS: LA MUERTE EN EL ARCEN

Si hay algo que realmente se puede considerar aventura en India, son sus carreteras, una aventura gráfica de «Play Station»; con la diferencia que en ellas, sólo tienes una vida: no hay posibilidad de repetir, grabar o reiniciar partida. Mal asfaltadas, llenas de socavones, irregulares, en ellas apenas se ven coches. Autobuses y camiones son dueños absolutos de estas rutas de la muerte, donde no impera la ley del más fuerte, sino la ley del que tiene más suerte; suerte de no morir en un choque frontal, de no atropellar a un animal, de no ser expulsado de la maltrecha carretera, de no reventar las ruedas con una piedra olvidada del último accidente.

Circular por ellas es jugar a una ruleta rusa en la que la última bala es un camión no esquivado, un autobús que no pudo adelantar o un animal despistado que ignora que en la carretera no son sagrados. Dentro de la recta monotonía de la carretera, cada poco tiempo encuentras de frente, y a escasos treinta metros, autobuses, camiones y coches que vienen juntos, en brutal estampida sonora; vehículos, que hasta unos instantes de estrellarte contra ellos, no sabes quien va a ceder en el estrecho margen de la carretera. Parece que la muerte espera en un volantazo: se pasa miedo.

A ambos lados de las desgastadas pistas, multitud de carteles invitan a la prudencia en la conducción. Son campañas de tráfico emocionales, que recuerdan que es mejor llegar que no, que alguien te espera y que la vida es maravillosa. Campañas que no son leídas, porque los conductores están pendientes de no atropellar un animal o finalizar la partida de la vida en un crash, pluf, plaf................clonk.

Todos los camiones tienen en la parte trasera un mensaje, que viene a decir más o menos: «por favor, toque el claxon». Es la forma de adelantar, y así se hace en general, hasta que los que pitan son ellos avisando que en breve verás un accidente. En esos casos, reducen la marcha, para lentamente maniobrar entre los amasijos de hierro y humo de accidentes de pocas horas; a veces de minutos. Los reventones son frecuentes, y los triángulos de señalización son piedras que se sitúan alrededor del vehículo reventado.

En las carreteras indias, todo aparece por sorpresa: el más experimentado conductor extranjero lo pasaría francamente mal. Si lo llega a pasar, claro. No existe la lógica, no existe la prudencia. Esto es India.

Camellos, vacas, búfalos, ovejas, cabras, palomas, perdices, perros, gatos, ciervos y pavos reales, se cruzan en el camino. A veces, ya muertos en mitad del asfalto, semidevorados por aves carroñeras. Los animales ni se inmutan, y los conductores indios tratan de esquivarlos añadiendo más emoción a un corazón que ya está próximo al infarto. La paradoja es, que estas carreteras de la muerte te hacen sentir más vivo. Son carreteras que inyectan adrenalina.

FAH dijo...

@pedja, sí, aunque andes por Londres deberías escribir de vez en cuando retazos de otros lados. El vídeo la verdad es que es gracioso.

@fernando. gracias, me ha gustado mucho el análisis de tu diario. ¿Por qué no te animas a participar aquí de vez en cuando como bloguero cuando te apetezca? Si te animas, mándame un mail a francisco_alcaide@yahoo.es; te doy de alta en el blog (no sé por dónde) y de vez en cuando (aunque también lo haces es Soul Business) nos cuentas algo. Un abrazo.

carlinhos braun dijo...

Buenas!

Qué buen relato de Fernando. Y la realidad es tal cual la cuenta, doy fe.

Claro, los hindues creen en la reencarnación, y así cuentan con ventaja...

maria dijo...

conducen bien

FUENSANTA dijo...

yo tambien he estado en India y es increible como conducen,aunque el principal problema es de las vacas,pero como ya están acostumbradas están tranquilas

CONCHI dijo...

Estoy de acuerdo contigo.

Pascual dijo...

comparto tu opinion