miércoles, 25 de febrero de 2009

Helau! Helau! Helau!




Máscaras misteriosas, gorros multicolores, calcetines de rayas, gafas espectaculares, vestidos con plumas, volantes y lunares, pelucas sofisticadas, maquillaje, purpurinas, cerveza, ¡Helau! ¡Helau! ¡Helau! La fiebre del Carnaval se ha apoderado de la región. Sus habitantes llevan meses preparando con sumo cuidado todos los detalles de sus disfraces; las calles han sido adornadas para la ocasión; las bandas de música repiten y renuevan sus repertorios; las pastelerías rebosan de dulces típicos de estas fiestas. El fastuoso carnaval ha vuelto a hacer vibrar la ciudad; el Rosenmontag ha sido todo un éxito.
Aprovecho así la ocasión para empezar a compartir con vosotros en este blog, al que he tenido la suerte de ser invitada, lo que voy descubriendo poco a poco en estas tierras en las que llevo afincada unas pocas semanas…
Cuando oímos hablar de Carnavales, no podemos evitar imaginarnos lugares cálidos y exóticos como Río de Janeiro, Tenerife, o para los más románticos, ciudades más cercanas y mágicas, como Venecia…
No obstante, aún con temperaturas de entre -5 y 5 grados, viento, lluvia o nieve, el Carnaval puede ser el acontecimiento del año. Es lo que ocurre en una pequeña, cosmopolita y animada ciudad de Alemania llamada Dusseldorf. Se trata de una ciudad con mil facetas: es la capital de Renania del Norte-Westfalia, centro económico del país, pero al pasear por sus calles se oyen nítidamente las campanas dando las horas; es conocida por tener algunas de las tiendas más elitistas de toda Europa, pero también el mejor jardín japonés de la Unión; es muy famosa su Academia de Bellas Artes, pero igualmente su “barra más larga del mundo”; aunque lo que sin duda más llama la atención, como ocurre en Colonia o Maguncia, es su Carnaval, siempre multicolor y animado.
¿Pero qué tienen las aguas del Rin para transmitir un espíritu tan festivo y alegre? El carnaval es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana y se caracteriza por ser un período de cierto descontrol y permisividad. Se asocia principalmente con el catolicismo, pues las culturas protestantes usualmente no lo celebran. Algunos autores consideran que en las sociedades rurales, fuertemente estructuradas por el cristianismo, se hacían mascaradas o rituales de raíz pagana que permitían de alguna manera suavizar la represión de la sexualidad y la severidad características de la Cuaresma.
En Dusseldorf, el pistoletazo de salida del Carnaval se da el 11 de Noviembre a las 11:11 aunque la verdadera fiesta ha tenido lugar ahora, en febrero, y termina hoy, miércoles de ceniza, tras una semana de festejos. La semana comenzó el jueves con el Weiberfastnacht, día en el que las mujeres recibieron las llaves de la ciudad de manos del alcalde, cortaron las corbatas de todos los hombres que pudieron y tomaron el control por un día. El día más importante fue el Rosenmontag o lunes del Carnaval. Decenas de cabalgatas, con críticas de todo tipo a la sociedad, desfilaron por el centro, al ritmo de las típicas canciones carnavaleras y al son de los “Helau Helau Helau” lanzados al unísono por grandes y pequeños, alemanes y tinerfeños, en Platt, dialecto local…
Sí, tinerfeños… Dusseldorf está hermanada con Puerto de la Cruz y la caravana que desfila aquí el Rosenmontag, viaja luego todos los años a nuestra isla para el entierro de la sardina… Al final, parece que los alemanes tienen más en común con nosotros de lo que pensamos. Brindo por ello con una buena Altbier ¡Prost!



5 comentarios:

carlinhos braun dijo...

Hola Myriam!, qué bien leerte por aquí.
Viva el Carnaval! :)
Estuvimos el fin de semana pasado en el de Colonia, y es maravilloso!
Sí, es verdad, qué buen ambiente, qué animación, qué buen rollo. Y sí... qué descontrol! jajaja.

El año que viene habrá que hacer Dusseldorf+Colonia sin falta.

Aunque antes quiero ver ese jardín japones.

Abrazos

Pedja dijo...

Enhorabuena Myriam, buen post. El próximo año me apunto con Carlos al carnaval alemán, un abrazo, Pedro.

FAH dijo...

Hombre señorita Myriam... ¡qué alegría verla por aquí! ¡Qué ganas de que Alemania estrenase post en este blog! A partir de ahora no pares y hablamos individualmente de todas esas cosas que cuentas como el jardin japonés... Una pena no haber estado compartiendo carnaval por ahí... Por cierto, de qué te disfrazaste? qué se bebe principalmente? hay entierro de la sardina? muchas preguntas, no?

Macarena dijo...

Muy curioso el tema. Conocía poco de Dusseldorf y la verdad es que no me imaginaba tanta fiesta y tanto show de ese tipo. Supongo que cabría esperarlo no obstante… Gracias por un post muy simpático.

Ana Calderón dijo...

Estimado amigo,

Me llamo Ana Calderón, trabajo para el programa de televisión “Andaluces por el Mundo” de Canal Sur Televisión, la televisión pública de Andalucía. Le escribo porque necesito localizar andaluces en Hamburgo y alrededores para participar en el programa y quizá usted conozca a algún andaluz trabajando allí que le apetezca aparecer en el programa.

Nos sería muy útil si nos pudiera facilitar el nombre de algún restaurante español, alguna asociación de españoles o bien alguna academia que enseñe español o flamenco... no sé, cualquier cosa que se le ocurra relacionado con los españoles en la zona nos serviría.

A continuación le explico los objetivos y las necesidades del programa. El espacio es una ventana abierta y de conexión con los andaluces que por diferentes motivos se encuentran viviendo fuera de su país. El objetivo fundamental es que estas personas nos cuenten su historia en primera persona y nos la narren desde los lugares en los que habitualmente desarrollan su vida. De esta forma nos hacen de guías turísticos de la ciudad que les ha acogido.

Muchas gracias por toda la información y la ayuda que pueda facilitarme.

Un saludo cordial

Ana Calderón
anacalderon@medinamedia.info