viernes, 16 de enero de 2009

La cultura de la comida china

Si hay algo que diferencia distintas culturas sin duda es lo que se come y cómo se come. En este sentido en China, uno puede ver desde lo más inesperado en el plato hasta las maneras más sorprendentes, desde el punto de vista occidental en general, y español en particular.

La diferencia fundamental es que se utilizan los famosos palillos y esto condiciona todo lo demás. Por ejemplo, la comida viene preparada pensando en los palillos y por tanto, no nos encontraremos filetes enteros de carne, sino carne ya troceada, o no nos encontraremos algo que con un poco de destreza no se pueda desmenuzar con los palillos. La gente me pregunta frecuentemente, ¿pero cómo hacen para llevar el arroz desde el plato hasta la boca con los palillos? Pues bien, para empezar, no es un plato, sino un cuenco pequeñito que con una mano se aguanta perfectamente. El cuenco lo cogen y lo acercan a la boca, de modo que el tiempo que el arroz (o similar) está de hecho aguantado por los palillos se reduce al mínimo, lo que hace muy fácil que no se te caiga todo.

Otro de los grandes temas recurrentes es el famoso 'chinita, pan' de Torrente. Efectivamente, en China no se come pan como se hace en España. El arroz tiene omnipresencia en las comidas en el sur, y en el norte, aunque tiene también mucha fuerza, los fideos son también muy frecuentes. Ya mi profesora de chino me comentaba el otro día, que si no ha comido arroz, es como si no hubiera comido. Las salsas se bañan en el arroz o la pasta, por lo que el pan para rebañar no es necesario como hubiésemos pensado.

Otra costumbre que nos sorprende es que ellos toman la sopa al final de la comida, no beben agua, sino té, si es que beben algo comiendo. Y del café y la sobremesa, ni hablamos, es algo completamente inexistente en la cultura china. Si uno come en un restaurante chino auténtico, no hay café, aunque eso no quita que en Shanghai actualmente haya muchos sitios donde tomarse un café, influencia traida por los extranjeros, las cadenas tipo Starbucks, y compañía.

Sobre lo que se come, bueno dice el refrán 'En China se come todo lo que tiene cuatro patas, menos la mesa' y viene a ser bastante cierto. Les gusta mucho lo que tiene huesos, cartílagos, tendones (los tendones son lo más rico, dicen), y como consecuencia si uno va a comprar pollo, la parte más barata es la pechuga, que para sus estándares es muy sosa, y les encantan las patas de pollo, ojo, no los muslos, sino ya las patas con las uñitas, y los cuellos. Hay verduras y frutas que no aparecen en los mercados españoles y muchas otras cosas que aún no hemos descubierto.


Pinchitos de escorpión y caballito de mar, alguien se apunta?

Y para concluir, los modales que son un poco distintos. Los de expulsar gases no viene a ser un problema para ellos, y lo de comer trozos de carne con huesos y espinitas a base de palillos, propicia una destreza en escupir los sobrantes al cuenco que no deja de sorprender por veces que lo haya visto una...

Con todo y con esto, la comida china, que es como decir, la comida europea, rica en variedad, tiene platos exquisitos y sabores que esperan a los más atrevidos, y es que es fundamental probar cosas cuando uno no lo ve ya al límite, que también ocurre.

4 comentarios:

FAH dijo...

Muy interesante, Rocío. Algún día nos contarás lo del "perro" (si es que es cierto)... que no sé si se toma en escabeche, a la plancha, al vapor...

salu2,

Macarena dijo...

Me encanta lo fina y educadamente que has hecho referencia a sus modales en la mesa, tan alejados de nuestros estándares mínimos… :)
Una pregunta, el tema de las galletitas de la suerte ¿es puramente de restaurante chino fuera de china o allí también tiene su momento de gloria al final de la comida?

marc dijo...

FAH,

como las meigas, haberlos, haylos. De hecho, hay restaurantes especializados en perro, pero aún no fuí. Ese aún es retórico. Rocío quizá si lo haya catado :)

Macarena, ¿galletas? Yo me conformaría con que me dieran servilleta sin tenerla que pedir :)

David dijo...

La comida China es una de mis favoritas, y me encanta probar distintos platos de ese origen. Suelo pedir muchas veces a un delivery comida distintos tipos de arroz combinado con otras cosas